miércoles, 7 de mayo de 2008


Hoy Recordé que cuando era niña soñaba con aquel chico que cruzaba los campos en mi encuentro, que cuando me veía brillaban sus ojitos con anhelos del abrazo y las esperanzas de un beso. Y me sonreí en mi recuerdo sabes!, me sonreí en medio de tantas ilusiones que con el tiempo van cambiando tanto, en lo cual lo que deseaste ya parece ser una utopía o una mala broma de un inventor de sueños que creyó en imposibles. Y despierto en una realidad tan diferente, en la cual ya casi no existen los campos, ni aquel muchacho, ni tal encuentro. En el cual la vida diaria consume el tiempo como si lo desconocido nos persiguiera casi pisándonos los pies, en el cual las personas ni se detienen a mirar tus ojos cuando te hablan, pues podrían distraerse de aquello que hacen… Que ilógico es pensar en tanta inocencia luego de conocer lo peor de los seres humanos, que contradicción te creas en la mente anhelando la vida feliz si con simples malas decisiones puedes cambiar tanto tu destino. Respiro, y aún no encuentro el sentido muchas veces a esa intensa necesidad del creer, a esa imposición de lo correcto o no!. Pero la verdad es que, después de 30 años que son los que tengo despiertas las ilusiones que dejé dormidas en algún lugar de mi Ser… inquietas esos sueños que creí imposibles y encaminas mis deseos a tu encuentro… y reconozco que estás muy lejos de ser ese muchacho bello no?, eso está claro… Pero es más que eso… eres ese ser tan intenso que acaricias cada una de mis emociones y ni siquiera lo notas… irrumpes mi seriedad y mis corazas con tanta seguridad que desconciertas mi decisiones y mis palabras al encuentro del sentirte. Muy lejos queda lo correcto para los ojos del mundo cuando reconozco lo que siento… porque mis ojos de amor son la critica de quienes jamás han entendido que el universo no tiene reglas…sino sólo conspira a nuestros deseos…. Para que limitarnos si esto nos eleva?... nos sube en la intensidad y nos retiene en la plenitud…. Así es… Me descubrí encantada, sorprendida, completa y entregada… Y despierto ensoñada en cada uno de tus abrazos, y aún estando contigo pues deseo más de tu compañía…te conviertes en el vicio de mis ojos, en las ansias de mis manos, en el deseo de mis labios y el anhelo de mi piel… así simple, transparente, sin temores al reconocer… Porque es verdad, te vivo…en cada minuto en cada segundo, te percibo con tanta claridad que sé muy bien… que estarás y permanecerás como la marca fiel en mi pecho, constante y casi sin dolor, solo gratitud… solo una melancolía suave que me hace sentir viva cada ves que tu recuerdo llegue a mi mente… Porque antes de que llegaras ya entendía que eres alma libre sin destino, sin hogar definido, sin ataduras en el vuelo…porque sino ya no serías tú…ya no existiría esa mirada ni esa sonrisa que alucinan mis sentidos cada ves que me los das… Antes de que llegaras creo ya te viví… y quizá por eso ya no temo más… no me angustio ni cuestiono, solo te dejo ser, te dejo entrar y bien sabes que puedes salir cuando lo desees, porque de la misma forma tomaré de ti lo que me ha de pertenecer… se bien que una parte de mi se irá contigo aunque no lo desee así… Las historias hermosas son así?... Todo es al revés… una historia incompleta, una historia lastimada, una historia al fin y al cabo… nuestra historia… la mejor la peor no lo sé, solo es mi historia y la tuya y el resto que importa!... incoherencias de lo correcto?... y entonces me pregunto… ¿Quién juzga lo incorrecto en la perfección tan maravillosa de sentir?... Quien se atreve a cuestionar la felicidad si con tanta dicha en el alma no hay cuestionamientos?... Quien puede creer en lo común luego de vivir entre milagros?... Yo no puedo… yo no quiero… me cierro a los juicios, me cierro al razonar… porque son sentidos de hombre… y yo aún no quiero tocar la humanidad…sino estar elevada... flotando entre estos sentimientos… volando entre tanto que sentir… La caída es dura…siempre lo ha sido y lo será… asumido lo tengo desde tu encuentro… y aún así me arriesgo… porque prefiero llenar mi corazón en tu mirada… que pasar con el vacío de nunca coincidir… No sé como ni donde ni cuando… solo vamos… sin cuestionar…sin exigencias…sin retener… solo aquí vamos… y pase lo que pase... te aseguro… que no quiero volver atrás… que no existirá la instancia del arrepintiendo… quizá el desespero de no alcanzar lo deseado… quizá la angustia de las distancias involuntarias, pero el desear cambiar mi sentir…ese minuto no llegará jamás, porque he conocido el amor en una forma inexplicable, indescriptible, incomparable y absolutamente plena… Y aunque todo sea una confusión en tu interior… quizá un juego en la ruleta del destino, aún así mi gratitud será hacía el universo que te ha conspirado a mi vida, que te ha involucrado en mi pasar… que te ha dejado coincidir conmigo.

No hay comentarios: