miércoles, 8 de octubre de 2008

Operacion Comando?...


Evacuaron todo el edificio de 15 pisos donde trabajo el día de hoy…
Las sirenas sonaban por todas partes y el nervio en ocasiones se podía percibir….
Tan sólo el viernes recién pasado hubo una bomba en el piso tres del edificio de al lado….
Y muchos de nosotros nos preguntábamos si sería solo una simulación o de verdad nuestra vida corría algún peligro…. Me sorprendí cuando ví más de 600 personas bajar apresuradamente por las escaleras…. Y en cada piso encontrábamos más y más gente….
Algunos reían… otros serios por dejar el trabajo atrasado… otros simplemente tomaron sus cosas con rapidez y echaron a andar por las escaleras…. Cada uno en su estilo pensaba –“Y si fuera verdad”…. Y yo en medio de todo sólo caminaba intentando no pensar en nada… Pero lo primero que vino a mi mente fue mi Abuela… con sus palabras… “Lo que pase pasará aunque el hombre se prepare con sus mejores herramientas” y es así… miraba como algunos bajaron sus carteras, sus cosas… y yo solo tome el celular por si me llamaban de casa…. Es extraño... Extraño como alguien puede decidir matar… o intentarlo… o siquiera imaginarlo sin que nada importe… Como existen aquellos seres que se auto eliminan llenos de dinamita por el cuerpo, quien entiende eso?... Hoy quizá solo fue una advertencia… mañana lo será?... No entiendo… no logro comprender porque somos masas para una mente corrompida por avaricias o fines que son ilógicos incluso con un Dios respaldando sus ideologías… No entiendo como Matar puede ser algo Común… El Milagro de Vida es Sólo una Ofrenda…. Me pregunto… Quien dará Cuenta de Apagar Tanto Milagro?.... Quien Recibirá Cuenta de Muertes Decididas y Planeadas por Hombre y No por la Sabiduría de la Naturaleza?....

Hoy Sólo fue una Advertencia…. Cuantos de nosotros llegaremos a abrazar más a nuestros niños?.... cuantos valoran más a su pareja?.... que cambios incurre el Miedo?...

Mi Ser.

4 comentarios:

M.L dijo...

Querida Mi Ser, los riesgos de salir a la calle sin saber sí regresaremos al hogar. Una realidad que nos acecha a todos. Esa es la sociedad alterada y violenta que se ha ido formado día a día, y en la que se nos inspira miedo y desconfianza. Sólo queda encomendarse a Dios, en protección, frente a situaciones como las que has atravesado hoy y que excenden de lo que podemos controlar.
Las causas que generan una realidad así, cómo en la que vivimos son varias, pero los gobiernos, y los países parecen no advertir la magnitud del problema. Sin embargo, no hay que deseperanzarse. Aún creo que podemos hacer un mundo mejor, y lo seguiré creyendo.
Me alegra mucho haya sido sólo un susto y que estés bien amiga.
Te dejo un gran abrazo.
M.L

JOSE EDUARDO dijo...

Amiga mia lo de la semana pasada fue un simulacro, te lo digo yo que trabajo en el edificio de alfrente, de igual forma el miedo se embarga de mi ser al estar sobre el piso 10, sin saber si un siniestro pasara y mi vida perdiera, pero bueno confiado en Dios de que eso no suceda nunca.
Te quiero mucho...

Mar y ella dijo...

Más que cambios ,diria yo que modifican las conductas de las que somos habitué por la rutina....Hay que vivir con mucha vida y permitirnos ser.....
Mariella

decisiones para la vida dijo...

Simulacro o verdad casi se confunden, el hecho de que corra riesgo tu preciosa vida, el hecho de que simulen que alguien desquiciado pudo hacer algo tan perverso, nos hacen reflexionar en lo que todos, como sociedad, hemos construido.
Todo el apego a lo material, camuflado en deberes religiosos, el desprecio por la cultura del acuerdo, el narcisismo, el egoísmo, el vacío del alma, creo humíldemente yo, nos han conducido a este caos que vemos cada día más frecuente, en todo orden de cosas: desde nuestros niños, inmersos en la violencia; nuestros jóvenes desesperanzados, sin oportunidades y sus padres, perdidos en caminos cada vez más injustos.
Fuerza Mi Ser, nuestra partida no llega en la víspera, lo importante es todos los días: besar a nuestros hijos, decirles que los amamos, contemplar la llegada de la primavera, mirar con la cara llena de felicidad el sol que nos ilumina cada día.
Te quiero mucho y menos mal que fue sólo un simulacro.
Mona