lunes, 9 de febrero de 2009

Los Espíritus de mi Casa...


Se detiene el reloj….
Murmuran en la sala las Almas…
Se escuchan en su caminar por la casa….
Y casi veo el reflejo de sus pasos en lentitud a nuestro encuentro….

Cuantas veces puedo pasar a través de ellos…
Cuantas miradas revividas en sus ojos sin descanso….
El miedo ya se ha ido….
Simplemente curiosidad viste de brillos mis ojos…
Y quizá las melancolías guardadas de quien ronda sin rumbo…

Espíritus….Animas…
Mortales extraviados en el paso a la muerte…
Vida paralela que espera nuestra mirada…
Seres que atraen mi atención de maneras inexplicables….

Pasas…. Rozas… se estremece la piel de quien presiente…
Te acomodas en la cama cuando se levanta la vida...
Y posa la muerte… la que te ha vestido de Alma sin descanso…

Contemplo al perro mientras los persigue temerosa por la casa….
Y suspiro en la búsqueda del porqué están ahí….
Suspiro en la tristeza de tu inquietud…
Te hablo como loca en la mirada de otros… pero la locura es no aceptar la realidad como es…

Y aún descanso de noche…
Descanso aún cuando rozas la cama en el anochecer y despiertas mi Ser….
Descanso aunque estás…. Descanso aunque te percibo ahí…lo sé…pero también sé… que sólo intentas decir… intentas encontrar la forma… intentas saldar cuentas adeudadas con la vida que una ves sopló en ti.

Amigos vagabundos que caminan entre dos mundos…
Seres que desean que sepamos que están…
Seres que asustan pero no matan….
Seres que en algún minuto equivocaron camino a la muerte…
Seres que albergan en mi casa… en los ojos de mi perra… en la piel erizada del que percibe y en el brillo de mis ojos en curiosidad del saber…


Mi Ser.

4 comentarios:

Nora Jara dijo...

Mi viejo, siempre me decía: "Hija, no le tema a los espíritus, ánimas, etc. De quién debe cuidarse es de los vivos, "vivos". Al pasar de los años, me doy cuenta,
¡Cuanta razón tenía mi viejo!

... Aunque la piel se nos erice, preparando el Guacamole!


Besos amiga.

Gracias, muchas gracias.

De Angel a Hombre dijo...

A veces son nuestras mismas energías, que se liberan de nuestro ser por situaciones limites, problemas o incertidumbres, a veces ellas tratan de decirnos algo, ya que son enviadas por el subconsciente, a veces es mejor ponerles atención.

mj dijo...

Presencias que nos acompañan...
Bellas palabras las tuyas...
Un gran beso amiga mía
mj

decisiones para la vida dijo...

Las energías de las almas rozan tu piel y asustan a tu perrita, aliméntate de esos encuentros, que avivan tu nutrida literatura.

Te quiero mucho,

Mona