lunes, 2 de marzo de 2009

Te Contemplo...


Te contemplo….
Como los suspiros de mañanas desbordadas…
Como los sueños en que suelo quedarme al dormir…
Como los aromas de las flores al entrar a casa…
Como la mirada de las plantas al sonreír…

Te contemplo con los ojos enamorados…
Con la piel amante de tus contornos…
Con la caricia presurosa por tu cuerpo….
Con el silencio anhelante de tus palabras…
Con el pálpito completo en tus Latidos….

Te contemplo con ecos enmudecidos entre tus besos….
Como los gemidos gritando entre nuestros vientres….
Como los muslos enceguecidos aprisionándote….
Como el conjunto de espasmos recorriéndonos la Piel…

Te contemplo
Como manantial de claras aguas….
Como Fuente de sudores encontrados….
Como tibiezas humedecidas del encuentro….
Como manos entrelazadas de sueños…

Te contemplo con el Amor en el Labio…
Con la Pasión en los Pechos…
Con la Locura en el Vientre….
Con la desesperación entre las manos….

Te Contemplo sin Fin ni Termino…
Sin Adioses ni Reencuentros…

Te contemplo como pintura fresca que no termina su pintor….
Como extensiones perpetuas de Profundo Mar…
Como Ecos Infinitos entre tus Brazos….
Como Aquellos Suspiros de Mañanas Desbordadas en la Salida de Abrazoles…

Mi Ser.


5 comentarios:

Luzjuria dijo...

Amiga mía, el aroma del amor se llega a sentir, al leer tus letras, hermoso como todo lo que escribes.

Besos y abrazos de mariposa

mj dijo...

Es hermoso contemplar así al amor. Sin Fin ni Termino...
Abrazos en una mañana desbordada de lluvia.
mj

Silvia Beatriz dijo...

¡Que cosa más bella has escrito!
cuanto sentimiento en solo la mirada.
¡Bello, muy bello!
Saludos

Anónimo dijo...

Con los ojos humedecidos de tanto amor entre las manos y las miradas.
Te contemplo con cada sentido, tan hermoso como tu cara al amanecer que nace en mi, en cada beso, en cada abrazo...
Sólo saber que estás sin tiempo, sólo entregando en este universo que un día te enntregué.
Tanto Tanto...

José Ignacio dijo...

Es hermoso contemplar como tu expresas.
Un beso