viernes, 26 de febrero de 2010

Me senté frente a él…


   Me senté frente a él…
Con el vaso en la mano y los destellos de las velas caminando por mi licor…..


   Me reflejé en sus ojos…. En su sonrisa… en sus preguntas pendientes y cada una de sus dudas sentadas junto a nosotros…..
    De cuando en vez discutiendo con el incienso que viene a acariciar mi rostro y las cartas volteándose como invitadas privilegiadas a nuestra fiesta…..


    Fue un beso dulce sonreír en su mirada….


     Fue un brindis cómplice ser respuesta entre las miles de preguntas que un ser humano en un día cualquiera se realiza…. Esas respuestas que el tiempo trae tan lentamente que el desespero hace presa de quien la Fe se apoca…..
     El mundo es pesadilla como dice la canción…. Pero eh sido tan Feliz…. Y éste minuto con los colores salmones en mi vaso…. Fue Feliz… incluso éste minuto en el pensar… en el revivir… en el tomar el aprendizaje tan bello que resulta simplemente Amar… Tener Amigos… una Familia…. Un Trabajo…. Existir y Sentir….
     Gracias puedo dar a la Vida por Ser quien Soy… Por Estar con Quienes comparto mis días… mis tardes y mis noches… Por Ser Parte de Esta Historia y Este Tiempo…. Por coincidir en medio de Tanto…. Por vivir la Vida Cruel Para Muchos…. Y aún Así… Tan Feliz para Mi….
     Gracias… Angelito…. Gracias por Ser parte de éste Tanto que no me Canso de Descubrir….

Mi Ser.

2 comentarios:

Pepe dijo...

Cuando desnudas tu Alma, cuando te sinceras con quien te a dado el voto de confianza hasta confiar plenamente en ti... Eso es Amar, del verbo Amor, del verbo complicidad, quizas muchas noches con dudas y basto una sola para aclararlas.

Agradesco que estes ahi, a mi lado cuando es posible y a la distancia en el corazon.

Sabes que ya somos familia, de esa la escogida o regalada por la vida.

Creeme que esa noche tambien estaba sentado frente a ella, entre inciensos y velas.

Un abrazo enorme y muchas gracias por considerarme parte de ti, muchas gracias por se mi Amiga.

José Ignacio dijo...

Cada día que pasa, a medida que avanzo en tus entradas compartiendo tu conspiración, me siento cómplice formando una simbiosis delicada.
"Fue un brindis cómplice ser respuesta entre las miles de preguntas que un ser humano en un día cualquiera se realiza… "
Esta frase que escribes lo define muy bien.
Hasta pronto .