martes, 2 de febrero de 2010

Y los Milagros?...


Hoy ha sido un día extraño…. Un día de aquellos que seguramente no recordarás…. Un día perdido en el limbo de los pensamientos y las inconformidades…. No sé que me pasa pero últimamente se me han extraviado un poco los milagros…. Quizá los dejé mal estacionados o tengo alguna infracción por dejarlos en los lugares prohibidos según la señora realidad, aunque más bien creo que la señora realidad me los ha dejado encerrados en algún subterráneo oscuro donde no logro llegar…. Donde solo percibo la falta de aire en el pecho entre las distancias de tantos anhelos…..

En fin….a veces me sucede que los milagros se me pierden…. Que se extravían y tardan en aparecer…. Pero con el tiempo los vuelvo a entrar….esa es mi Fe… esa es mi Espera últimamente….

Mi Ser.

5 comentarios:

en Camino dijo...

a veces me pasa lo mismo, sobre todo cuando me miro al espejo en la mañana jejeje. no te desesperes, en ocasiones es necesario extrañarlos para cuidarlos, amarlos y recibirlos mejor. Pero siempre están, siempre vuelven, o simplemente recuerdas donde les dejaste.
beso

Mar y ella dijo...

Yo sabía que alguuién era culpable de que mis milagros se hubieran ido a tonboctu o un lugar de eso que no puedes pronunciar; era tus milagros que se fueron en patota........mmmm si es un día aún extraño...aún no termina,yo sería feliz con el milagro de recibir un abrazo.....supieras cuanto...en fin..mientars tanto msi brazos siguen con la urgencia de uno ,amoroso tierno,no pedido,regalado por que si....si es cion algo de amor ,no me vendría mal....



Mariella

José Ignacio dijo...

Es posible que tengas el ánimo decaído. Gran parte de los milagros surgen de nuestro interior.
En cualquier momento la vida se volverá a fortalecer.
Un saludo

Mar y ella dijo...

Mi niña no es cuestión de lupa...de que no vea.....es cuestiónde nariz,creo que debo operarme...por una más acertiva.....no se tanto que dar y que se yo....me hare monja..

Lía. dijo...

Los milagros Mi Ser, considero están en la sabiduría de encontrar el remanso en donde dejarlos fluir, quizás la insatisfacción o la desesperanza no forjen el mejor trayecto para que te sigan hasta encontrarte y poder así alcanzarte con las ganas que tu quisieses.
Ya es un bendito milagro entender que las posibilidades te brindan la oportunidad de recibir consejos de aquellos que desean lo mejor para ti, formando parte de tu vida atravez de una sincera amistad.