lunes, 3 de febrero de 2014

En busca de mi Ser…


En busca de mi Ser…


Por la mañana me fui acompañada de una señora muy grata en el colectivo.. me recordó a mi abuela con sus manos arrugadas con los años…. Con ese respiro profundo y esas canas que reflejan tanta belleza en el pasar del tiempo…    Me sonrío al subir… y a medio camino me dijo….  “Sabe usted que la hora más hermosa del día es el Amanecer - ”  Mientras contemplaba los arboles y el azul del cielo.  Sí? – Le dije.  Sí, me dijo - sonriendo, “los colores se ven más nítidos, los pensamientos están más claros y por sobre todo, es un día más para contemplar éste mundo que está tan lleno de Milagros”.   Le sonreí  y me tomó la mano como si supiera que me recordaba a alguien.  Siempre hay que ver el vaso medio lleno, no espere llegar a vieja como yo para aprenderlo!.   Lo cierto es que me emocionó muchísimo su palabra y su mirada, porque esos destellos en el pasar del día pasan casi sin percibir…  y en realidad son lo más importante en la vida!.   

Gracias Martina…


Mi Ser.

4 comentarios:

Maritza dijo...

Ese fue tu propio milagro, amiga! Esas palabras estaban destinadas a que tú las escucharas.
Qué belleza de mujer describes...con tanta sabiduría, vitalidad y esa mirada joven que rescata lo bello, no lo que avergüenza al ser humano.

Claro, el amanecer es luz! No podía ser de otra manera.

ABRAZO GRANDE!! Y MUCHAS MÁS BENDICIONES Y MILAGROS PARA TI.

Lía! dijo...

Increìblemente eres siempre afortunada en quienes te son puestos en el trayecto natural de vida que tienes deparado copmo destino cierto amiga querida!
No fuè ese ncuentro nada mas que eso, sino es el detalle que te es presentado para hacer honor a todo aquello que tu tanto disfrutas... La naturaleza!

Te Adoro lo sabias?
Bss

Diang Lugo dijo...

Es una hermosa lección la que recibiste ese día. Como bien lo dices, son pequeñas cosas que pasamos desapercibidas, pero sí les prestáramos más atención, los cambios en nuestra vida serían realmente significativos.

Un Beso.

D' Gaviota dijo...

Hola Mi ser, gracias por la grata visita y el comentario tan bello.
Espero que todos tus días tengan un amanecer del que seas consciente.
Abrazos desde adentro del cielo.
Seguiré un rato por acá, leyendo.